h1

Raptobike en 3ike

mayo 20, 2009
Raptobike en el carril bici de Madrid

Raptobike en el carril bici de Madrid

Fotografías de Prueba de Raptobike

¡Al fin! podemos decir. Raptobike llega a España, gracias a la determinación de un entusiasta ciclista de Zaragoza (Hola Luis!) y el buenhacer de Arnold (fundador de Raptobike) que trás días bastante complicados nos ha hecho llegar la primera Raptobike a 3ike.

A un precio muy asequible dentro del mercado de bicis reclinadas del tipo low racer (1.095 euros), Raptobike ha creado una bici de baja altura, de excelentes prestaciones, ahorrando lo justo en accesorios, y simplificando el diseño sin perder en calidad.

Diseño espectacular de la Lowracer de Raptobike

Diseño espectacular de la Lowracer de Raptobike

Con un diseño que impresiona desde el pedalier, con un super plato de 70 dientes y el sistema de marchas integrado en la propia rueda delantera, se podría decir que la filosofía de Raptobike se concentra en escasos 40 centímetros, dónde tiene relevancia su tracción delantera y empieza la acentuada curvatura del cuadro hasta llegar a su ligera rueda de 26″.

Fácil de ensamblar y ajustar, una vez recibida, no nos hemos resistido a salir probarla por el carril bici de Madrid, para valorar su rendimiento.

Low Racer de Raptobike

Low Racer de Raptobike

Lo primero es la altura. Es la bici más baja que hemos probado en 3ike. Así que eso añade un extra de atención si vamos a circular por la calzada, en busca de una pista más adecuada para transitar con más soltura. De inmediato, se echa mano de los 70 dientes, alcanzando velocidades de vértigo y lógicamente ayudados por la ligereza del cuadro, sobre todo en la parte trasera.

En segundo lugar, la necesidad de marchas tanto en subida como en bajada están muy bien adaptadas, haciendo que no se eche en falta una relación más corta o larga según la necesidad de esfuerzo o velocidad. Posiblemente si se empiece desde cero (en el tema reclinado) con esta bici, se note más el esfuerzo a realizar en subida, pero que con el tiempo y entrenamiento naturales, vaya disminuyendo.

Sistema de marchas + Plato de 70 dientes

Sistema de marchas + Plato de 70 dientes

Uno de los puntos más reveladores, es la prueba del radio de giro, ya que al estar integrada la tracción en la rueda delantera podría pensarse que es muy limitado. Y nada más lejos de la realidad. Tiene una excelente respuesta en curvas a velocidad alta y media, y bastante amplia en corto. La cadena se ve tensionada un poco, pero mientras no se sostenga el giro por mucho tiempo, no afecta al desplazamiento de forma alguna.

Encontramos que dadas las velocidades que alcanza, el sistema de frenos (trae V-brake como estándar) podría estar algo limitado. Pero este es un tema de opciones con los cuáles dotar a la Low Racer. Un sistema hidráulico de frenado, quizá nos haría sentir más confortables a hora de desacelerar.

Asiento de Carbono con cubreasiento flexible y transpirable

Asiento de Carbono con cubreasiento flexible y transpirable

Finalmente, en cuanto a confort del asiento y posición de espalda y cabeza, es recomendable usar el cubreasiento transpirable y un reposacabezas para no tender a dejar caer la cabeza hacía atrás al ir en un posición tan reclinada. Tal y como viene configurada, la ergonomía está garantizada, facilitando el dar una pedalada potente y aprovechar al máximo las posibilidades de la bicicleta.

Diseño Lowracer Raptobike

Diseño Lowracer Raptobike

En conclusión, una reclinada del tipo LowRacer, de aspecto impresionante, con muy buenas sensaciones en movimiento y con algunos accesorios que optimizados harían subir de forma contundente la valoración conjunta de la bici. La sensación a largo plazo con esta bici, es que según vayamos entrenándonos sobre ella, su escaso peso ira teniendo más valor, haciéndonos más fácil la vida en cuestas y fortaleciendo nuestra pedalada en llano o en bajada.

Esperamos tener muy pronto una bici de pruebas para 3ike, ya que las impresiones con ésta que sale en breve para Zaragoza, han sido extraordinarias y deseamos probar algunas variantes, como el DualDrive SRam integrado en la rueda delantera y proponer algún otro sistema de tracción que haga juego mixto con el DualDrive x24 ó x27.
Os mantendremos informados.

Un saludo desde 3ike.

Anuncios

5 comentarios

  1. Pero que cosa mas bonita 🙂 ¿Solo una foto?
    ¿Impresiones?


  2. Hola Luis,
    Estoy editando la entrada aún.
    Pero no me resistí a subir la foto.
    Es espectacular, la verdad. En breve, serás tú el que nos escribas un artículo completo con impresiones.

    Un saludo.

    Carlos.


  3. Hola Luis, felicidades por tu bicicleta. Espero que traslades tus primeras impresiones al foro de reclinadas que hemos creado en Granabike:
    http://www.granabike.com/foro/bicicletas-reclinadas.html
    ¿Cuanto pesa en orden de marcha?

    Un saludo.


  4. Hola Paco.

    De ´momento lo que he podido probar la bici ha superado muy ampliamente mis mejores expectativas. En cuanto al peso, es bastante ligera, pero supongo que andará por encima de la marca de los 12 Kg. Intentaré llevarla a algun sitio a pesar, porque es algo que también me intriga.
    No puedo hacer comparaciones en subida por el momento, porque los músculos empleados no son exactamente los mismos, con lo que mi desempeño en las subidas no es exactamente el mismo.

    cuando tenga mas datos ya los publicaré.

    Saludos,

    Luis


  5. Bueno, tras unos cientos de Km’s en la bici, creo que es el momento del tan ansiado reporte. Vayamos pues por partes.

    Sobre la Bici:
    La Raptobike tiene una pinta estupenda. Limpia, elegante, sobria…Invita a colgarla de la pared del salon de casa y admirarla… Mas aún con el asiento de carbono…toda ella parece una orba de arte.
    Una vez acomodado en el asiento (y nunca mejor dicho lo de acomodado..), lo primero que te llama la atención es el manillar. Aunque su posición parece extraña, curvado hacia adelante, tras poner las manos en los puños piensas: ¿y por que no serán todos los manillares así? Las manos quedan perfectamente colocadas y las muñecas perfectamente rectas.
    Debido a lo especial de su diseño, con tracción delantera, nos encontramos en el lado derecho una polea con la que, inevitablemente, va a rozar nuestro muslo. Por suerte lleva un protector, que hace que este roce por lo menos no sea “agresivo”. En el otro lado hay una pequeña pieza encargada de guiar los cables de cambio y freno que, si, como yo, se tiene la costumbre de pedalear con las rodillas hacia adentro, también va a rozar con los muslos. Así pues, la Rapto requiere que hagas “callo” en esas zonas, a puro de que rocen. Una vez logrado, siguen rozando pero ya no importa. (mis piernas no son especialmente finas, por lo que puede que para ciclistas mas finos no se de este problema).
    En cuanto a componentes, la bici que pedí lleva el equipo estandar, 8 velocidades de funcionamiento irreprochable y unos frenos avid BB5 single digit, que, con el tiempo se van asentando y ganando capacidad de frenada. Me ha tocado alguna frenada “de emergencia” y se han comportado perfectamente. Puedes llegar a sentir que no frenan, pero no es tanto debido a los frenos sino a la velocidad a la que viajas.
    No lleva roscas ni lugar preparado para portabidones. Yo he hecho un pequeño “bricolaje” y lo he instalado en la potencia.
    Tampoco cuenta con ningún sitio para amarrar una pequeña bolsita para el movil, las llaves, un par de cámaras,… recordad que a partir de ahora, los bolsillos de maillot serán inútiles!. Esto tambien lo he solucionado con un pequeño brico, pero es un aspecto a tener en cuenta para la Raptobike 2.0

    En Ruta:
    Para mi, esta es la primera bicicleta reclinada, así pues, el primer día con ella lo disfruté intentando mantener el equilibrio y aprendiendo a pedalear. Es fundamental, o por lo menos, para mi lo fué, los pedales automáticos. Enganché un pie y con el otro mantenía el equilibrio. Tras unos minutos, se consigue pedalear sin mayor problema

    El día siguiente se empleó en intentar que la bici fuese no donde ella quería sino mas o menos donde yo le ordenaba. Y funcionó. Una ver conseguido mantener el equilibrio, guiar la bici y arrancar y parar con relativa soltura, llega el momento de comenzar a rodar en serio.

    Las primeras sensaciones en la bici son impresionantes. Parece que alguien te está empujando por detrás de la velocidad que alcanza. Al principio cuesta acostumbrarse a las reacciones tan vivas de la dirección, por lo que la conducción a altas y bajas velocidades es “curiosa”. Esta sensación no desaparece con el paso de los kilómetros, es parte de su caracter, pero eso la hace especial, ¿no?. Se conduce mucho mas con el cuerpo que con el manillar. Responde a la mas mínima transferencia de peso de un lado a otro. Te hace sentir que estas montando un “purasangre”, porque como tal se comporta y rinde.

    En el tráfico urbano y carretera es especial, muy especial. Los coches toman muchas más precauciones que con una bici normal, pues se te ve muy indefenso alla abajo (y tal vez piensen que se trate de una persona con limitaciones físicas). Realmente se circula bajo, muy bajo. En carretera, al lado de un guardarail, lo único que queda por encima de éste es tu cabeza.
    Las sensaciones que despierta en la gente también son muy positivas. Todo el mundo te anima, sonrie, incluso te pregunta. Las únicas caras menos amables son las de los “experimentados” ciclistas que adelantas a velocidad de vértigo.

    Las sensaciones en las piernas son parecidas. Sólo cabe destacar un par de días de un ligero dolor en el tendón que une cadera y cuádriceps, unas molestias en justo el centro del cuádriceps, alguna molestia en las rodillas y “sueño” en las manos, aunque este último debido muy probablemente a estrenar guantes. Todos los sintomas remitieron en pocos días, y ahora puedo asegurar que se pueden hacer gran número de Km levantandote de la bici cansado, eso si, pero no “dolorido”. Ahora, cada vez que hago largas kilometradas con una bici normal me parecen una tortura.

    Llegados a este punto tocan los números. (Cabe destacar que, aunque ésta sea mi primera recumbent, contaba con una forma física decente, con unos miles de km en las piernas a lo largo de este año).
    Puedo confirmar que, en mi caso, la Raptobike es ABSOLUTAMENTE más rápida que cualquier bici que haya tenido en todo recorrido que pueda ser realizado a velocidades iguales o superiores a 20/25 kmh. La velocidad de crucero en llano que puedo mantener sin problemas supera los 40 kmh, 10 kmh superior a la anterior. En bajadas y falsos llanos, las velocidades son de vértigo, llegando a alcanzar 70 kmh en ligeras pendientes.

    En subidas hasta el 5% mas o menos, la ganancia aerodinámica puede llegar a compensar el mayor peso de la bici, por lo que, con velocímetro en mano, no soy mas lento que antes. A partir de este 5% la cosa cambia, y ya se pierde la ventaja aerodinámica, por la menor velocidad. Pero cuando acaba la cuesta…

    Si en tu zona predomina el llano, el viento… y te gusta la velocidad y las sensaciones fuertes… La Raptobike no te defraudará.

    Saludos y nos vemos en la ruta!

    Luis



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: